Los hoteles de Punta Cana-Bávaro, por encima del destino


Las reformas en los complejos contrastan con la parálisis de las infraestructuras

Los hoteles de la zona Este y especialmente los de Punta Cana- Bávaro—no olvidar nunca incluir siempre aquí a los de Uvero Alto y Cabeza de Toro—se están renovando de forma profunda para presentar una oferta de calidad ante sus principales clientes del continente americano, de norte a sur, y el europeo.

Cambiar un hotel de arriba abajo, empezando de cero, como está haciendo la cadena Riu en Bávaro con el primer hotel que implantó en esta zona y gastarse como ha hecho el Grupo Barceló más de cien millones de dólares en la reforma de uno de sus establecimientos es como para quitarse el sombrero.

“Chapeau”, asimismo, para las también veteranas cadenas Sol Meliá e Iberostar que también llevaron a cabo recientemente amplias reformas en sus hoteles y que apostaron, aunque con tamaño diferentes, por dos nuevos establecimientos de gama alta como son Le Reserve y el Grand Iberostar Bávaro.

Sin olvidar el último que abrió la cadena Bahía Príncipe hace ahora un año, el Esmeralda, dentro de su marca don Pablo Collection y que ha sido una gran apuesta por una zona en la que siguen creyendo los inversores a pesar de algunos problemas que presenta el destino y de los que son ajenos.

Pronto abrirán, igualmente, otros hoteles de gran categoría, como lo que proyectan AM resorts en Cap Cana, sin olvidar el Hard Rock y algunos medianos como el Majestic y determinados de Uvero Alto, la gama de élite de Catalonia y la estrella de los Rainieri, el Tortuga Bay, entre otros.

En definitiva, que la oferta hotelera es buena tirando a muy buena con diversas excepciones como no puede ser de otra manera en un destino tan amplio como diverso y que por ello tiene una buena aceptación en los mercados emisores, tal como se ha demostrado esta temporada recién concluida.

Pero el destino no está acorde con los hoteles, ya que las obras del bulevard se eternizan—¡se cumple ahora 7 años del picazo dado por el presidente Fernández!—se necesita una oferta complementaria más amplia y sobre todo poner en marcha de una vez el acueducto para solventar el problema de las aguas residuales.

Aunque los hoteleros de Punta Cana, Bávaro y Cabeza de Toro deberían mirarse en el espejo de Uvero Alto, donde 10 hoteles se asociaron para crear su propia depuradora, que no sólo funciona de forma extraordinaria sino que encima da beneficios, por lo que tienen que superar esta asignatura.

La zona también carece de una amplia oferta de entretenimiento y debe poner freno a un crecimiento incontrolado para seguir siendo el lugar preferido de los turistas y poder hacer frente a la competencia del Caribe mexicano y los nuevos desarrollos de Cuba. Y los hoteles nunca tienen que estar por encima del destino.

De arecoa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: