Tortugas de agua dulce enfrentan un “panorama sombrío”


La población de tortugas de agua dulce está en un catastrófico descenso, según un nuevo análisis de Conservación Internacional (CI).

El grupo dice que más de un tercio de las 280 especies en el mundo está en peligro de extinción.

La caza de tortugas para alimentos y el lucrativo comercio de mascotas son las principales causas de esa reducción.

La pérdida de hábitats debido a la construcción de represas hidroeléctricas en los ríos, es otro de los motivos de preocupación.

El director del Programa de Conservación de Tortugas de Agua Dulce de CI, Peter Paul van Dijk, dijo que el “panorama es sombrío”.

“Estos son animales que tardan entre 15 y 20 años en alcanzar la madurez y después viven por otros 30 ó 40, poniendo huevos en la tierra cada año. Juegan con las posibilidades, con la esperanza de que en 50 años de vida algunas de las crías puedan evadir a los predadores y reproducirse”.

“Pero si se atrapan esos animales (y se los saca de su ambiente) antes de que hayan alcanzado los 15 años y puedan reproducirse, todo termina allí”, le dijo Van Dijk a la BBC.

En alerta

Si podemos eliminar la recolección (de tortugas) en el medio silvestre, tenemos ganado el 80% de la batalla

Peter Paul Van Dijk, científico

A diferencia de las tortugas marinas, las de agua dulce se adaptaron a vivir arriba de los sistemas fluviales e incluso en estribaciones de pequeños arroyos. Pueblan lagos, ríos, estuarios y también hay algunas especies que tolerarán las marismas y los manglares.

Sin embargo, en las últimas dos décadas ha caído considerablemente el número de animales de estas especies.

Las tortugas son muy apreciadas en Asia, particularmente en China, donde se cree que su consumo tiene beneficios médicos.

El mercado es muy grande y ahora también está siendo provisto por criaderos.

Como parte de esa explotación, algunos ríos que sirven de hábitats están siendo dragados.

“Necesitan tener flujos naturales en los ríos; de otra manera, sus nidos en los bancos de arena se inundarán en el momento del año equivocado”, explicó Van Dijk.

“Necesitan aguas claras para que puedan ver qué es lo que están comiendo. Necesitan plantas subacuáticas que sólo pueden crecer si las aguas no son demasiado turbias”, precisó.

La solución de los criaderos

La especie que enfrenta el problema más grave es probablemente la rafetus swinhoei (grandes tortugas de caparazón blando). Hay sólo cuatro ejemplares que permanecen con vida en el mundo. Los esfuerzos por lograr criar dos de estos animales en cautiverio en China no han tenido éxito.

Las tortugas de la especie batagur también están en peligro de extinción.

Las de corona roja se extendieron a través de los grandes ríos del norte de India, Bangladesh y Nepal, pero ahora se redujeron a una sola población en el río Chambal, en India central.

Se cree que las de Birmania se extinguieron durante gran parte del siglo pasado. Otrora abundantes en la cuenca del río Irrawaddy, su población ha disminuido a menos de una docena de ejemplares adultos.

Aunque el panorama es “sombrío”, los expertos creen que la cría de tortugas en cautiverio puede ser una solución.

“Todo el tonelaje de tortugas que la gente quiere consumir puede ser provisto por granjas”, dice Van Dijk. “Si podemos eliminar la recolección en el medio silvestre, tenemos ganado el 80% de la batalla. Más de allá de eso, es un asunto de manejo del hábitat para minimizar el impacto sobre las tortugas y el resto de la vida silvestre en esos hábitats”.

BBCMUNDO.COM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: