La vista del cielo nocturno de Monfragüe aspira al sello turístico de calidad


Disfrutar de un cielo nocturno iluminado por las estrellas es cada vez más complicado. No en vano, sólo cinco lugares en el mundo ostentan el título de Reserva Starlight, un sello de calidad turística que distingue aquellos espacios en los que se puede apreciar un cielo sin contaminación lumínica.

Actualmente, en España, sólo la isla canaria de La Palma goza de esta etiqueta, pero en el próximo año, también puede serlo el Parque Nacional de Monfragüe.

El parque cacereño aspira a convertirse en Reserva Starlight, aunque no es el único, porque otros cuatro candidatos han iniciado el proceso para optar a esta distinción.

Esta iniciativa, de la Fundanción Starlight, está apoyada por la Unesco y la Organización Mundial del Turismo (OMT), y pretende recuperar la noche para la ciencia y el turismo, pero los requisitos para formar parte de este selecto club son muy exigentes.

Alternativa turística

La obtención de este sello de calidad supondrá la creación de una nueva alternativa turística. Se podrá conocer Monfragüe también por la noche, lo que podría conllevar una mayor actividad económica en la zona.

“Tiene mucho mérito porque la contaminación lumínica se ha extendido casi sin límites durante los últimos 20 años” explica a RTVE.es Carlos Herranz, físico y presidente de Celfosc, asociación contra la contaminación lumínica.

“Las consecuencias cada vez son más negativas y afectan a cuatro ámbitos principalmente: paisaje (observación astronómica), ecología, energía y la salud”, señala Herranz.

Afecta a la salud

El presidente de Celfosc también considera que los problemas sobre la salud humana relacionados con la iluminación nocturna son cada vez más preocupantes.

“No es sólo que el resplandor provocado por la contaminación lumínica no deje dormir, si no que la luz nocturna está directamente relacionada con el cáncer, como señala la Organización Mundial de la Salud”, advierte.

La luz nocturna está directamente relacionada con el cáncer

El factor clave, explica Herranz, es “el tipo de luz, sobre todo la blanca, porque la luz amarilla o rojiza no provoca tantos problemas”. Y la regulación sobre el tema no ayuda, porque faltan normativas y las medidas que se han puesto en marcha “patinan porque siguen modelos obsoletos”, afirma Herranz.

Lugares como el Parque Nacional de Monfragüe son algunos de los pocos que cumplen una serie de criterios para evitar la contaminación lumínica. “No arrojar luz hacia el cielo, no sobreiluminar (al suelo) y que el espectro de la luz (el color) no sea blanca”, concluye Herranz.

Por estos motivos el parque puede ser distinguido con el sello Starlight, y convertirse en una de las mejores vistas del cielo nocturno y sus estrellas.

De Rtve.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: