Sol Meliá obtiene 38 millones de beneficios en plena crisis


Palma. 26/02/10.- Sol Meliá ha presentado los resultados correspondientes al ejercicio 2009, durante el que ganó 38,1 millones de euros (un 25,6% menos que en el ejercicio 2008), superando las expectativas del consenso de mercado y registrando  unos ingresos de 1.148,7 millones, frente a los 1.279 millones ingresados en 2008.

Según el comunicado enviado por la compañía, el Ebitda también ha caído un 21,3%, situándose en 202,1 millones de euros, frente a los 256,7 del año anterior. Sol Meliá registró una clara evolución positiva a partir del segundo trimestre, momento en que se localiza la fase más baja del ciclo, con un especial repunte durante el 4º trimestre: esta evolución es acorde con las cifras ofrecidas por la Organización Mundial del Turismo, que tras varios trimestres registrando caídas en las llegadas de viajeros internacionales, observó un incremento del 2% en el citado periodo, o con la revisión al alza de las previsiones de ingresos de la IATA para 2010. Con la cautela que corresponde, Sol Meliá espera asistir durante el ejercicio a una recuperación gradual del conjunto de indicadores de la industria.
Así, entre el segundo y el cuarto trimestre, los ingresos hoteleros de Sol Meliá pasaron de un -19% a un -12,8%, mientras que en el mismo plazo el descenso en ocupación pasó del 12,1% al 5,4%. Esta tendencia fue especialmente notable en el negocio de Sol Meliá Vacation Club, cuyas ventas pasaron de caer un 23,3% a crecer un 37,3% al final del ejercicio. En conjunto, este menor deterioro posibilitó que la caída del Precio Medio por Habitación (RevPAR) se atenuara a lo largo del ejercicio, pasando de -20,7% en el segundo trimestre a -12,6% en el cuarto respecto al mismo periodo de 2008. En cómputo medio anual, el RevPAR de Sol Meliá descendió menos que la media de nuestros competidores, con un -16,7%.
2010,  un año de transición

En cuanto a la expansión durante este año, la compañía prevé únicamente 44 millones de euros de inversión (fundamentalmente en mantenimiento y optimización de hoteles) lo que “no impedirá que continúe creciendo de manera estratégica, apostando por los nuevos proyectos que añadan valor a las marcas y por las oportunidades de crecimiento afloradas por la crisis”.

Las previsiones para el ejercicio que comienza son para Sol Meliá moderadamente mejores que 2009. Por áreas geográficas, las ciudades españolas, uno de los segmentos más afectados por el descenso en los viajes corporativos, continuarán con la estabilización ya iniciada en los niveles de ocupación ( que acusarán positivamente el impacto de la Presidencia Española de la UE), aunque la todavía evidente presión sobre los precios, impide vislumbrar mejoras en el RevPAR para este segmento. Para los hoteles vacacionales españoles, la compañía  prevé una temporada ligeramente mejor que la pasada debido a una intensificación de los vínculos con partners estratégicos, sobre todo en costas peninsulares, Menorca y Mallorca. En Ibiza se espera una temporada similar a la de 2009, mientras la evolución de Canarias, a expensas de los efectos que pueda producir el llamado “Plan Canarias” aprobado por el Gobierno, aún resulta una incógnita.

En Europa, capitales como Londres, Roma, París o, en menor medida, las ciudades alemanas, han experimentado ya una tendencia positiva que seguirá en 2010. Por lo que respecta a Latinoamérica, se espera una evolución subyacente positiva impulsada por la recuperación del consumo en su principal mercado emisor, los Estados Unidos. Sol Meliá está monitorizando los efectos de los terremotos de Haití sobre sus propiedades en la República Dominicana, y en estos momentos la situación está volviendo a la normalidad, esperándose un retorno al crecimiento  a partir del mes de abril.  Estos hoteles no resultaron afectados por los seísmos, pero sí se han sentido concernidos por la magnitud de la tragedia y su cercanía con la República Dominicana, y han querido así contribuir estableciendo un donativo de 4 dólares por noche reservada en los hoteles del país centroamericano, que se destina al fondo Clinton-Bush para Haití.

A la vista de las señales de mejoría en el entorno del negocio, Sol Meliá no espera nuevos deterioros para el año entrante, pero sigue siendo prudente a la hora de pronosticar los ritmos para la recuperación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: